La pandemia que enfermo a los shows en vivo en todo el mundo

Las chicas del grupo coreano GFriend, uno de los más exitosos de Asia, siempre se caracterizan por sus atuendos. Esta vez traen un coqueto uniforme estilo militar para complacer a sus fans. Pero no, ellos ignoran el vestuario al verlas abrazadas y llorando.  Algo salió mal, se suponía que la reunión era para tomarse fotos y autógrafos.

Los seguidores publican reacciones en redes sociales, no saben qué está pasando: “Es una broma”, escriben. Pero no, ellas tienen prohibido tocarlos y deben pedirles que se vayan y no se acerquen unos de otros. El gobierno de Corea del Sur, en donde se realizaría la reunión, canceló todo de último momento, había declarado una alerta roja por la expansión del coronavirus que, para entonces, llevaba 603 contagiados en ese país.

Fue el segundo golpe para la agrupación, días antes, el 3 de febrero pasado, tuvieron que presentar vía streaming y a puerta cerrada su nuevo disco, titulado «Labyrinth». Mientras algunos en Asia veían con preocupación a esta agrupación en un auditorio vacío, 99.9 millones de personas en todo el mundo disfrutaban del medio tiempo del Super Bowl, que tuvo como protagonistas a Shakira y Jennifer Lopez.

Tanto en América como Europa no advertían lo que sucedía en ese territorio, si bien Live Nation, la promotora más grande de eventos en el mundo, propietaria además de Ticketmaster, ya registraba la cancelación de eventos en la región desde enero, eso incluía presentaciones locales, pero otras de agrupaciones famosas como GOT7, TWICEy Suchmos, así como visitantes extranjeros que decidieron cancelar el primer mes del año a causa del brote, entre ellos X Ambassadors y la Orquesta Sinfónica
de Boston.

Febrero fue un colapso que nadie pudo anticipar en ese territorio. A las cancelaciones de eventos que se realizarían ese mes registradas desde enero, se sumaron otras de grupos locales e internacionales como Green Day y Pixies. Como ha sucedido con todo lo relacionado a la pandemia por coronavirus, no fue posible prever el colapso de esa industria fuera de Asia, en donde ha cobrado peores proporciones. A la fecha, se han cancelado cientos de shows en el mundo afectando no sólo a grandes empresas de entretenimiento como Live Nation y AEG Presents, sino promotores locales.

Forbes estima que este año podrían perderse más de 5 mil millones de dólares a causa de las  cancelaciones en todo el mundo, pero la cifra parece prematura y optimista. De acuerdo con la firma consultora PricewaterhouseCoopers LLC, el 2020 sería el mejor año para los eventos musicales en vivo, al generar 28 mil 800 millones de dólares. De no renovarse las actividades, las pérdidas directas podrían rozar esos números, sin contar los afectados indirectos. Algo sólo comparable con las pérdidas que, en febrero, estimaba la Asociación Internacional de Transporte Aéreo para las aerolíneas (30 mmdd, cifra que elevó a 113 mil millones).

El show no puede continuar

El 2020 apunta a ser el año del gran colapso en la industria de la música en vivo. Lo dicen el número de conciertos cancelados o suspendidos.

Para cuando la pandemia fue declarada por la Organización Mundial de la Salud, el 11 de marzo de 2020 —con 118 mil casos confirmados, la mayoría en China—, ya se habían suspendido importantes giras en todo el mundo, en especial en Europa.

El músico más afectado era hasta entonces, Carlos Santana, que estaba listo para iniciar su tour Miraculous 2020 el 17 de marzo en Cracovia, Polonia. El mexicano canceló 15 fechas por países europeos. Ya había otros nombres importantes en la lista, como Madonna (que suspendió en Francia), Mariah Carey (Hawái) y Pearl Jam (Norteamérica). Un día después del anuncio de la OMS, Estados Unidos anunció la cancelación de vuelos con Europa.

Luego, el 15 de marzo, España decidió entrar en cuarentena, apenas cinco días después que Italia.

La mayoría de las cancelaciones en el mundo se dieron en torno a esas fechas, del 10 al 15 de marzo. La banda italiana Fleshgod Apocalypse suspendió sus 19 shows por Norteamérica; Billie Eilish (23 conciertos), Michael Bublé (15). En Europa, entre los más afectados figuraban el grupo Yes (32 fechas) y la banda de metal Machine Head (31).

México fue de pocos territorios que celebró shows masivos durante ese periodo, siendo el Festival Vive Latino, 14 y 15 de marzo, el más concurrido, con más de 115 mil personas.

Ahí se llevó a cabo la última presentación de la banda Guns N’ Roses que al otro día canceló su gira por Sudamérica.

Las cifras fueron apabullantes en marzo: Camila Cabello (51 fechas suspendidas), Pussy Riot (30), Harry Styles (26), Elton John (19), The Rolling Stones (15), The Who (14), Maluma (14), entre otros. Ninguna promotora o músico se arriesga a calcular lo que sucederá en los siguientes meses.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*