«Merezco tener una vida»: Britney Spears rompe el silencio sobre su «abusiva tutela»

Britney Spears rompió un silencio de 13 años en una audiencia ante una Corte de Los Ángeles, California, el 23 de junio. La cantante pidió el fin a la tutela que su padre, Jamie Spears, tiene sobre ella. Calificando la medida de “abusiva”, la princesa del pop habló por primera vez sobre esta figura legal que rige su vida, confirmado así versiones de que la estrella del pop no tiene control sobre aspectos personales, sus finanzas y su carrera.

La tutela a la que se refiere Britney Spears fue impuesta en el 2008, después de una serie de incidentes públicos y el deterioro de la salud mental de la cantante. Pero la medida pensada como temporal a la crisis de salud mental de la artista se ha extendido por 13 años.

“La gente que me hizo esto no debería poder huir y librarse de esto fácilmente”, comentó Spears durante su intervención telefónica de 23 minutos.

El padre de la cantante, Jamie Spears, fue asignado con la tutela de su hija inicialmente para evitar una ruina financiera y salvaguardar la salud de ella, quien atravesaba un divorcio y perdió la custodia de sus dos hijos.

La extensión de control de la vida de Spears bajo esta tutela ha sido controversial. Durante su intervención, Spears mencionó que no tiene control sobre su salud reproductiva: “Tengo un DIU [dispositivo intrauterino] en mi cuerpo que no permite tener un hijo y mis tutores no me dejan ir al doctor para removerlo”.

En el Estado de California, una tutela es justificada para personas que cuentan “con una capacidad mental limitada” esto incluye no poder manejar sus finanzas o salud física y por lo general se aplica a personas de tercera edad con enfermedades como Alzheimer o demencia.

Desde 2008 hasta el 2019, Jamie Spears tuvo control sobre la vida de su hija. Él y el abogado Andrew Wallet tenían control sobre la fortuna de Britney, estimada sobre los 50 millones de dólares. Ahora, Jamie Spears solo cuenta con control financiero y debe compartir su tutela con la firma Bessemer, bajo un fideicomiso.

Jodi Montgomery, una profesional designada por la corte, actúa como tutora en temas personales. Según el diario ‘The New York Times’, documentos confidenciales demostraban que Spears se oponía a que su padre fuera su tutor desde el 2014 y que pese a mantener silencio sobre este tema en público, había intentado terminar dicha tutela por años.

Jamie Spears mantuvo control en las decisiones de la vida de su hija, sin embargo, Britney no dejó de trabajar durante esos años, manteniendo una carrera exitosa y un ritmo de vida ajetreado en cuanto a lo laboral. Spears mencionó, durante su intervención en la audiencia, que fue obligada a trabajar entre un espectáculo y una exitosa residencia en Las Vegas pese a expresar su cansancio.

La cantante llegó a comparar su situación a la de una persona víctima de trata. «Trabajo siete días a la semana, sin días libres…en California, lo único similar (a lo que me hacen) se llama trata. Haciendo trabajar a alguien en contra de su voluntad, tomando control de sus posesiones – teléfono, tarjeta de crédito, pasaporte y poniéndolos en un hogar a vivir con la gente con la que trabajan».

«#FreeBritney» piden miles en las redes sociales

Fans de la cantante, originaria del Estado de Luisiana, por años han cuestionado la figura legal de tutela en la que se encuentra Spears. Un podcast, ‘Britney´s Gram’, el cual analiza el contenido de la cuenta de Instagram de la cantante, catapultó la etiqueta #FreeBritney desde 2017.

En 2021, el documental del ‘New York Times’ titulado “Framing Britney Spears”, atrajo atención al trato que la cantante recibió de otros artistas, la prensa y la figura legal de tutela en Estados Unidos y su lanzamiento en febrero, lo que llevó el caso de Spears a un público más amplio.

Fans de la ‘Princesa del pop’ se reunieron en los exteriores de la corte de Los Ángeles durante la audiencia para demostrar apoyo.

Babs Gray, una de las creadoras de ‘Britney´s Gram’ estaba entre los asistentes. “Esta audiencia cambia mucho el escenario actual. Confirma a los que pensaban que era una teoría de la conspiración que esto no es una teoría de la conspiración, es algo real y que ella quiere estar fuera de la tutela y deberían darle esa autonomía”, dijo Gray a France 24.

«Esta tutela me perjudica, más que beneficiarme. Me merezco tener una vida», dijo Spears a la jueza, que no dio orden de investigación sobre la tutela después de escuchar a la artista.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*